• Estrés y dirección: sofrología aplicada al mundo empresarial

    La razón primera de su aplicación no es otra que la tensión acumulativa derivada de la excesiva y permanente preocupación –hiperresponsabilidad- que conlleva tal función, y que, tarde o temprano, deriva en una constante fijación de la mente sobre los objetivos a alcanzar –hiperatención- y en un permanente análisis exhaustivo –hiperreflexión- sobre las causas que pudieran perturbar la consecución de los mismos.

    Ambas actitudes, ejercidas de forma anticipada, son las que desplazan el estado de ansiedad anticipativa que retroalimenta el lógico factor responsabilidad, convirtiéndolo en el de hiperresponsabilización señalado, que no sólo es inadecuado, sino innecesario al ser primera causa de trastornos por mantenimiento de la situación de fatiga estresante.

    Un trabajo cognitivo que aclare la realidad negativa de tales actitudes y la necesidad de liberarse de la tendencia “hiper”, junto a la adquisición de método para controlar la resonancia emocional que toda acción de necesaria responsabilidad lleva consigo, será siempre, como en práctica suele comprobarse, el mejor medio de poner firmes fronteras que salvaguarden la entidad psicofísica de quienes soportan duros y perseverantes esfuerzos directivos.

    No siempre suelen ser eficaces las estrategias que adoptan multitud de dirigentes para olvidarse de su pesada carga tensional durante un determinado tiempo: unos días de vacaciones, actividades programadas, etc. Independientemente de la bondad y el resultado de las mismas, es evidente que la tensión, producto del trabajo intelectual derivado de la dirección, debe ser afrontada con intención de PERMANENTE AJUSTE y, ello, no suele resolverse con estrategias equiparables a las comentadas.

    Un método, como el que se propone, que se ajuste fielmente a la realidad diaria de la fisiología humana en sus vertientes funcionales de TENSIÓN / ACTIVIDAD y DISTENSIÓN / RECUPERACIÓN, que son las que mantienen el equilibrio vital del organismo, puede, ejercitándose de forma habitual, cumplir tal objetivo.

Leave a comment