• Conflictos en empresas familiares

    La falta de planificación es una constante en casi la totalidad de los pequeños y medianos emprendimientos. En esta nota compartimos las claves para identificar los problemas más frecuentes en este tipo de organizaciones.

    Sólo entre un 1 y un 3,8% de las Pyme encuestadas dispone de un plan de negocios y únicamente alrededor del 1% posee un plan de sucesión por escrito. Estos datos dejan en evidencia que la falta de planificación es una constante en casi la totalidad de las pequeñas y medianas empresas locales.

    La mayor causa de la situación se debe a que los emprendedores no suelen tener formación administrativa, sólo conocen su producto pero no en la forma para planificar.

    Si bien un 38% de los encuestados manifestó poseer un organigrama y el 35% señaló que cuenta con una guía descriptiva de funciones, el informe aclara que algunas empresas suelen considerar que el plan existe porque las metas estratégicas fueron conversadas, pero en realidad el documento debe estar asentado por escrito, actualizado, aplicado y disponible para consulta.

    El plan de negocios es poner la empresa en números, es saber cuál es la situación económica y financiera, es planificar qué va a pasar y medir el resultado de las acciones que se llevan a cabo.

    Los números eliminan las sensaciones, son realidades, con indicadores saben cuánto mejor o peor están, pueden medir el resultado de las acciones de venta, reducción de costos, etc. y, además, pueden percibir donde están los problemas.

    En cuanto a la falta de definición de competencias, el estudio afirma que este hecho muestra la tendencia que existe en las Pyme a replicar los roles familiares en la gestión.

Leave a comment