• La vida y la suerte

    0

    Muchas veces las personas se quejan por las situaciones algo problemáticas por la que pasan y aducen que todo se debe a su mala suerte, algo totalmente alejado de la realidad.
    Pero también hay personas que, a pesar de vivir momentos agradables, también comentan estos se deben a la suerte. En este caso solo se puede percibir una mala autoimagen que no les permite reconocer sus propios actos incluso cuando son acertados.
    También hay situaciones en las que muy pocos factores intervienen, como por ejemplo cuando nos encontramos un billete en la calle y podríamos decir que se debe totalmente a la suerte (claro que de seguro alguien perdió ese billete y le hacía mucha falta) pero no vamos a esperar que situaciones como esas no sucedan a cada rato, en pocas palabras pueden suceder golpes de suerte en nuestra vida pero son solo eso escasos momentos que muy pocas veces ocurrirán.

    A modo de conclusión para este breve artículo, debemos mencionar que las cosas buenas o malas que nos suceden son construidas por nosotros, es cierto que pueden aparecer eventos que afectan los planes que estamos desarrollando pero  es nuestra misión tener en cuenta estos futuros eventos y encontrar posibles soluciones. Es bueno pensar que si a pesar de ello suceden en lugar de perder el tiempo en culpar a la suerte se debe preparar una manera de darle una vuelta de tuerca a lo sucedido.

  • Conflictos en empresas familiares

    0

    La falta de planificación es una constante en casi la totalidad de los pequeños y medianos emprendimientos. En esta nota compartimos las claves para identificar los problemas más frecuentes en este tipo de organizaciones.

    Sólo entre un 1 y un 3,8% de las Pyme encuestadas dispone de un plan de negocios y únicamente alrededor del 1% posee un plan de sucesión por escrito. Estos datos dejan en evidencia que la falta de planificación es una constante en casi la totalidad de las pequeñas y medianas empresas locales.

    La mayor causa de la situación se debe a que los emprendedores no suelen tener formación administrativa, sólo conocen su producto pero no en la forma para planificar.

    Si bien un 38% de los encuestados manifestó poseer un organigrama y el 35% señaló que cuenta con una guía descriptiva de funciones, el informe aclara que algunas empresas suelen considerar que el plan existe porque las metas estratégicas fueron conversadas, pero en realidad el documento debe estar asentado por escrito, actualizado, aplicado y disponible para consulta.

    El plan de negocios es poner la empresa en números, es saber cuál es la situación económica y financiera, es planificar qué va a pasar y medir el resultado de las acciones que se llevan a cabo.

    Los números eliminan las sensaciones, son realidades, con indicadores saben cuánto mejor o peor están, pueden medir el resultado de las acciones de venta, reducción de costos, etc. y, además, pueden percibir donde están los problemas.

    En cuanto a la falta de definición de competencias, el estudio afirma que este hecho muestra la tendencia que existe en las Pyme a replicar los roles familiares en la gestión.

  • La sofrología y el deporte

    0

    Para situar el verdadero sentido de la aplicación de las metodologías sofrológicas en el deporte, en sus proyecciones DEPORTE BASE y DEPORTE PROFESIONAL, es importante establecer la diferencia entre los términos “mente” y “psiquismo”.

    Por MENTE se entiende toda manifestación consciente, cualquier ejecución que el ser humano lleva acabo dándose cuenta de ello, asumiendo sus consecuencias y dirigiendo sus respuestas –comportamientos- a través de la voluntad. Por PSIQUISMO se entiende la propuesta freudiana que ante todo presupone, además de considerar “lo consciente”, la determinante actuación de “lo inconsciente” como primera causa de conflictos del ser humano.

    La SOFROLOGÍA APLICADA AL DEPORTE es una estructura científica que se ocupa de estudiar, investigar y actuar estrictamente sobre “lo mental”, sobre “lo consciente”, utilizando métodos neutralizadores del negativo a través de potenciar las dimensiones positivas de las capacidades de la consciencia: razonamiento, voluntad, sensaciones, percepciones, sentimientos, anticipación, atención, concentración, toma de decisiones, imaginación, orientación, control emocional, creatividad, ideación, etc.

    La PSICOLOGÍA APLICADA AL DEPORTE, por el contrario, se ocupa de estudiar, investigar y actuar, fundamentalmente, sobre “lo inconsciente”, utilizando métodos dialécticos y cognitivos directivos con los que dar soluciones a los conflictos que desde él se establecen. Las diferencias mencionadas no presuponen ventajas de una u otra. Sólo significan enfoques operativos de distinto carácter, ejecución y objetivos.

    El aprendizaje y el ENTRENAMIENTO SOFROLÓGICO debe considerarse, esencialmente, como factor para instaurar en el deportista un verdadero y eficaz proceso de MENTALIZACIÓN, pues mentalizarse sólo es dirigir la atención hacia “algo” que es fundamental e integrarlo en su estricta realidad. Es así como una idea se va configurando en esquema práctico mental operativo y tiende a ser eficaz. Mentalizarse no es, como suele creerse, sugestionar y actuar a través de “algo”  que a uno le imponen, por bueno y lógico que sea o parezca serlo. La sugestión es “encubrimiento” opuesto a la RAZÓN, y, el entrenamiento sofrológico supone el “descubrimiento” de la razón que otorga sentido a las “cosas”.

    El entrenamiento sofrológico, en sí, es un modelo de trabajo que el deportista aprende para REFORZAR SU PERSONALIDAD Y ASÍ, PODER AFRONTAR MEJOR SUS FUTUROS COMPROMISOS COMPETITIVOS CON TÉCNICAS QUE LE PERMITAN EJERCER UN CONTROL EFICAZ, DE FORMA AUTÓNOMA, SOBRE SUS SISTEMAS PSICO-FÍSICOS DE RESONANCIA EMOCIONAL 

     

  • La sofrología aplicada al niño en la escuela

    0

    Al niño se le exige que reaccione de forma controlada ante sus afrontamientos familiares, sociales y escolares, intentándose sólo a través de considerables y respetables esfuerzos reflexivos por parte de padres y educadores.

    El consejo, por así decirlo, es la única arma utilizada, sin caer en la realidad que el niño tiende a olvidar rápidamente lo que oye, a recordar vagamente lo que ve y a hacer sólo lo que vive. Las metodologías sofrológicas conllevan, precisamente, la integración de vivencias reales de SOSIEGO, que, como Turner en su día sugirió a la UNESCO, es el primer proceso a considerar y a desarrollar en el ámbito de la escuela.

    Resumiendo, las metodologías, apreciando cuanto se manifieste en relación a la necesidad de explicarle al niño la importancia que tiene sosegarse y las razones del por qué, centra su esfuerzo en enseñarle el CÓMO. Asimismo, y por el carácter del sosiego siempre presente, se constituyen en método ideal para facilitar y potenciar los nacientes PROCESOS PSICOMOTORES que, como es bien sabido, tanta relación guardan con la inteligencia.

    El método ideal para cubrir tan elemental necesidad es el aprendizaje de la RELAJACIÓN DINÁMICA DE CAYCEDO ADAPTADA POR ESPINOSA, que, además de haber demostrado que ello es posible, ha evidenciado la bondad de su aprendizaje y la sencillez con la que éste se lleva a cabo.

    Su aplicación se lleva a nivel grupal, posibilitándose los procesos de INTEGRACIÓN GRUPAL tan necesarios en el ámbito escolar, en los que puede participar el profesor como un alumno más para, con posterioridad, ser él, conocedor del método, el que sugiera la práctica de lo aprendido en el transcurso de su actividad docente cotidiana. La duración del aprendizaje se lleva a cabo durante un periodo de dos meses a razón de dos días semanales, con una duración de cuarenta y cinco minutos por sesión.

  • Estrés y dirección: sofrología aplicada al mundo empresarial

    0

    La razón primera de su aplicación no es otra que la tensión acumulativa derivada de la excesiva y permanente preocupación –hiperresponsabilidad- que conlleva tal función, y que, tarde o temprano, deriva en una constante fijación de la mente sobre los objetivos a alcanzar –hiperatención- y en un permanente análisis exhaustivo –hiperreflexión- sobre las causas que pudieran perturbar la consecución de los mismos.

    Ambas actitudes, ejercidas de forma anticipada, son las que desplazan el estado de ansiedad anticipativa que retroalimenta el lógico factor responsabilidad, convirtiéndolo en el de hiperresponsabilización señalado, que no sólo es inadecuado, sino innecesario al ser primera causa de trastornos por mantenimiento de la situación de fatiga estresante.

    Un trabajo cognitivo que aclare la realidad negativa de tales actitudes y la necesidad de liberarse de la tendencia “hiper”, junto a la adquisición de método para controlar la resonancia emocional que toda acción de necesaria responsabilidad lleva consigo, será siempre, como en práctica suele comprobarse, el mejor medio de poner firmes fronteras que salvaguarden la entidad psicofísica de quienes soportan duros y perseverantes esfuerzos directivos.

    No siempre suelen ser eficaces las estrategias que adoptan multitud de dirigentes para olvidarse de su pesada carga tensional durante un determinado tiempo: unos días de vacaciones, actividades programadas, etc. Independientemente de la bondad y el resultado de las mismas, es evidente que la tensión, producto del trabajo intelectual derivado de la dirección, debe ser afrontada con intención de PERMANENTE AJUSTE y, ello, no suele resolverse con estrategias equiparables a las comentadas.

    Un método, como el que se propone, que se ajuste fielmente a la realidad diaria de la fisiología humana en sus vertientes funcionales de TENSIÓN / ACTIVIDAD y DISTENSIÓN / RECUPERACIÓN, que son las que mantienen el equilibrio vital del organismo, puede, ejercitándose de forma habitual, cumplir tal objetivo.

  • La importancia de los programas de incentivos para los empleados

    0

    La llegada de las empresas a la estructuración de programas o planes de incentivos es reciente como fruto de una toma de conciencia de la responsabilidad social de la empresa e impulsadas por una serie de factores, tales como, actitud del empleado en cuanto a los beneficios, exigencias sindicales, legislación laboral y seguridad social, competencia entre las empresas para mantener o atraer recursos humanos, contrastes salariales generados indirectamente con el mercado mediante la competencia entre precios de productos y servicios.

    Los objetivos más importantes de un plan de incentivos son:

    - Reducir la rotación de personal

    - Elevar la moral de la fuerza laboral

    - Reforzar la seguridad laboral

    Aspectos Económicos y Aspectos Sociales de los Planes de Incentivos

    Los aspectos que pretende cubrir un plan de incentivos en una empresa pública o privada pueden ser de tipo económico y no económico, los primeros tienen que ver directamente con aspectos cubiertos con dinero o su equivalente, los segundos con otros tipos de prestaciones, como los aspectos sociales que buscan brindar seguridad y comodidad al trabajador y su grupo familiar, como medio de que dedique todo su esfuerzo y atención a sus tareas y responsabilidades laborales, y se corresponden con los beneficios no económicos que contemplan los planes de incentivos.

    Estos beneficios a su vez pueden ser de tres tipos:

    Asistenciales: buscan brindar al empleado y su grupo familiar cierto grado de seguridad en casos de necesidades imprevistas.

    Recreativos: buscan brindar condiciones de descanso, diversión, recreación e higiene mental, al trabajador, y en muchos casos a su grupo familiar.

    Supletorios: pretenden brindar al trabajador facilidades y comodidades para mejorar su calidad de vida

    De este modo, los programas de incentivos buscan motivar al trabajador con beneficios que premien su esfuerzo.

  • Las dos caras del Marketing

    0

    El marketing estratégico y el marketing operativo.

    El marketing estratégico es parte de la estrategia comunicacional de una empresa que influye las otras estrategias de forma radical.

    Es un proceso por el que se busca:

    -          Conocer las necesidades, los deseos actuales y futuros de los clientes

    -          Identificar diferentes grupos de posibles compradores en cuanto a sus gustos y preferencias o segmentos de mercado

    -          Valorar el potencial e interés de esos segmentos

    Teniendo en cuenta las ventajas competitivas de la empresa, orientarla hacia oportunidades de mercado, desarrollando un plan de marketing periódico con los objetivos de posicionamiento buscados.

    El marketing operativo, por su parte, es la puesta en práctica de la estrategia de marketing y del plan periódico a través de las variables de marketing mix: producto, precio, promoción y punto de venta o distribución.

    Le compete, por tanto, al marketing operativo o táctico planificar, ejecutar y controlar las acciones de marketing del cómo llegar.

    Muchas empresas no tienen todavía clara esta diferenciación y consideran que realizando tan sólo una campaña de publicidad para alcanzar los objetivos anuales ya están actuando con una estrategia de marketing. Lo que realmente están haciendo es trabajar con una herramienta del marketing operativo, válida, eso sí, pero sin haberse detenido en reflexionar sobre los valores que la harán diferenciarse de la competencia. En resumen, podemos decir que el marketing estratégico es imprescindible para que la empresa pueda no sólo sobrevivir en su mercado sino posicionarse en un lugar preferencial. Para ello, las variables que deberá considerar en un plan de marketing estratégico son, entre otras:

    •Segmentación de los mercados.

    •Selección de mercados.

    •Análisis de la competencia.

    •Análisis del entorno.

    •Auditoría de marketing.

    •Posicionamiento de valor.

    •Etcétera.

Page 3 of 6«12345»...Last »